Saltar al contenido
Portada » PROYECTO DE INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO TECNOLÓGICO VEREDAS SOL & LARES

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO TECNOLÓGICO VEREDAS SOL & LARES

Ficha: 24

Proyecto de Investigación y Desarrollo Tecnológico Veredas Sol & Lares: una alternativa de usos múltiples de energía en embalses de centrales hidroeléctricas en la región semiárida de Minas Gerais.

Expositor: Movimiento de los Afectados por Represas – MAB/BRASIL
País: Brasil
Minas Gerais, Araçuaí.

Nuestra experiencia de energía comunitaria:

El Proyecto Veredas Sol & Lares es un logro de familias afectadas por represas (urbanas y rurales) organizado en el Movimiento de Afectados por Represas – MAB e insertado en las Regiones de Vale do Jequitinhonha y Rio Pardo, con un índice de IDH bajo.

Implica simultáneamente la generación, distribución y apropiación social de la energía producida para consumidores cautivos y de bajos ingresos. Desarrolla acciones de formación, estudio, formación y organización de las familias afectadas para su implicación en todo el proceso de implantación, operación, mantenimiento y gestión de la planta solar fotovoltaica (UFV). Según estudios realizados, la generación distribuida en Brasil no llega a los sectores populares. Las instalaciones están destinadas a unidades con un consumo muy superior (897 KWh / mes en la clase residencial) que el consumo energético medio utilizado en Vale do Jequitinhonha, que es de 102 KWh / mes.

El Proyecto cuenta con dos grandes innovaciones: i) la participación directa de las familias / comunidades organizadas en el MAB y en las asociaciones locales en todos los procesos de toma de decisiones, utilizando recursos públicos para proyectos de Investigación y Desarrollo Tecnológico (I + D), que darán como resultado la presentación una propuesta de metodología de participación social en proyectos de I + D / ANEEL y ii) en la implementación de un sistema híbrido (agua y solar) para la generación de energía.

Además, se están formulando propuestas de legislación específica para la fuente híbrida y de sistemas alternativos asociados para barrios y comunidades de bajos ingresos, operados bajo la gestión de los beneficiarios, en referencia al costo de producción.

Así, la energía que se producirá en la UFV es comunitaria a partir de tres aspectos: a) la construcción, experiencia y gestión de la experiencia; b) acceso a la energía producida, basado en la organización de las familias afectadas; c) fortalecimiento de la organización social local, regional, estatal y nacional para proponer y presionar, para la construcción de marcos normativos para el sector que dialogan con las necesidades populares, de la generación distribuida y de la fuente híbrida.

Se espera con la ejecución del Proyecto consolidar un modelo alternativo a través de una experiencia ejemplar y multiplicable, para fortalecer las iniciativas y propuestas en torno al Proyecto Energía Popular para la Energía, a nivel de América Latina.

El Proyecto tiene una alianza con la Universidad Federal de Vale do Jequitinhonha y Mucuri – UFVJM, Escuelas Agrícolas Familiares, Instituto Federal en el Norte de Minas – Campus Araçuaí, AEDAS, PUC-Minas, Efficientia y Axxiom.

Los componentes técnicos

El proyecto piloto buscará la hibridación de la generación de energía mediante la implementación de una planta solar fotovoltaica flotante (1,2 MWp de tamaño) sobre el embalse de PCH Santa Marta ubicado en el municipio de Grão Mogol, Minas Gerais. Se probarán y evaluarán cuatro tipos de tecnologías fotovoltaicas, flotadores de soporte de módulos y software:

Módulo fotovoltaico de silicio monocristalino;
Módulo fotovoltaico policristalino de doble vidrio;
CdTe – Módulo fotovoltaico de película fina Galyxo;
Módulo fotovoltaico de película delgada CIGS – MiaSolé;
Estructura flotante para soportar los módulos;
Desarrollo de software específico para sistemas de supervisión, seguimiento y control de la planta solar fotovoltaica flotante (UFV).
Logros para resaltar

Comenzamos con la consecución del Proyecto y su firma simbólica el 8 de marzo de 2018, que es el Día Internacional de la Lucha de las Mujeres. Actualmente, la acción se gestiona de forma colectiva, ya sea por el consorcio de empresas que tienen responsabilidades en el Proyecto, bien por la coordinación colegiada de Investigación Social (MAB, UFVJM y AEDAS) o por la implicación directa de los coordinadores de la microrregión, grupos afectados y grupos de base. En estos destaca la participación predominante de mujeres y jóvenes.

También es importante considerar que nuestra acción involucra enfoques temáticos de conservación ambiental, la crisis climática global, eficiencia energética, cambios en los patrones de consumo y uso de energía, generación híbrida de energía eléctrica, acceso a energía asequible para las comunidades locales y bajos ingresos e integración entre producción de energías alternativas, consumo socialmente justo, con un proyecto de investigación y desarrollo tecnológico.

En resumen, los tres principales logros que ya hemos logrado son los siguientes:

1) Se capacitaron 84 comunidades rurales y urbanas afectadas en políticas y derechos en la temática del modelo y matrices de energía eléctrica. Como resultado, las familias se registraron en el programa de Tarifa Social de Electricidad (familias de bajos ingresos, quilombolas e indígenas) y tarifa rural y se está fortaleciendo la organización comunitaria de resistencia local, ante el reclamo de derechos vulnerados y la oposición a megaproyectos mineros. que están planificados para la región.

2) 72 jóvenes de las comunidades que forman parte del proyecto, recibieron becas de investigación / extensión, contribuyendo directa y endógenamente, con las metodologías participativas y sistematización de datos de las comunidades afectadas, con el fin de contar con elementos de los discursos de las personas, para la construcción del diagnóstico social y plan de desarrollo local y regional. Los jóvenes son considerados investigadores populares, en el planteamiento de que todos pueden hacer investigación, recolección de datos, análisis, sistematización y proposición.

3) Se realizaron 50 reuniones con mujeres afectadas por represas, utilizando la metodología arpillera (30 arpilleras). Los principales temas retratados fueron agua, salud, energía (privatización y marco regulatorio), reforma previsional, trabajo doméstico, minería y las luchas que participaron en el MAB.

La participación de las mujeres

Desde abril de 2018 a abril de 2020, alrededor de 3.815 personas participaron en las actividades del Proyecto y de estas, el 55% son mujeres. Con esta información en mente, se organizaron actividades específicas para este público, como capacitaciones y experiencias relacionadas con la herramienta de movilización social denominada “Arpilleiras”, que consiste en una técnica textil surgida de las mujeres de Isla Negra, en Chile. A través del bordado, las mujeres chilenas pudieron registrar historias y denunciar los tiempos de la dictadura de la década de 1970. Adaptadas a la realidad brasileña y al Valle del Jequitinhonha, con esta herramienta las mujeres afectadas bordan sus dolores y resistencias y el arte se convierte en estrategia. Política del MAB. En las actividades que se realizan en 25 comunidades, vemos el documental Arpilleras: golpeados por presas bordando resistencia y luego las mujeres desarrollan el bordado que, detrás del lienzo, tiene una letra, que relata el arte bordado. Además, se elaboró ​​una formación a nivel académico articulada interinstitucionalmente entre el Programa de Posgrado en Estudios Rurales de la UFVJM, el Observatorio de Valles y el Semiárido Mineiro / UFVJM y colaboradores externos, en el que se desarrolló una disciplina – Género y Mundo rural. Además, se realizó la capacitación titulada “Género y Producción de Energía Fotovoltaica en el contexto del Proyecto Veredas Sol e Lares”, con la participación de 20 mujeres, residentes de las comunidades beneficiarias del proyecto Veredas y también integrantes del equipo de investigadores populares. De las principales dificultades, podemos mencionar el machismo y el patriarcado, que todavía está muy presente en nuestra realidad, lo que significa que no todas las mujeres afectadas acuden a espacios de formación como los organizados.