Saltar al contenido
Portada » CONSTRUCCIÓN DE BIODIGESTORES PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE SISTEMAS EN ENERGÍA ALTERNATIVA Y EFICIENTE

CONSTRUCCIÓN DE BIODIGESTORES PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE SISTEMAS EN ENERGÍA ALTERNATIVA Y EFICIENTE

Ficha: 22

Expositor: AGRODABEIBA
País: Colombia
Lugar: Antioquia

Construcción de Biodigestores para la implementación de sistemas en energía alternativa y eficiente, con la integración de familias campesinas en el Municipio de Dabeiba Antioquia, garantizando la reducción en el efecto de la tasa acelerada de deforestación de bosques, la emisión de gases de invernadero, calentamiento global y su efecto en el fenómeno de cambio climático.

Nuestra experiencia de energía comunitaria:

Actualmente trabajo en la formulación de proyectos productivos con el PNUD en comunidades población víctima desplazados y excombatientes reincorporados en la vida civil, con los cuales se vienen visualizando e implementando proyectos y practicas en favor de la conservación del medio ambiente, debido a la tala acelerada de bosques y con el fin de ampliar zonas agrícolas y/o ganaderas como tambien explotación de madera como rubro comercial con unos altos indices de deforestación, donde se pueden llegar a generar grandes cambios a nivel de la transicion y soberanía energética para las comunidades campesinas.
El biogás es una opción que contribuye a fortalecer la seguridad energética al ofrecer ventajas competitivas respecto a otras fuentes alternas de energía que preservan al medio ambiente. Tiene rentabilidad favorable por los diversos planes que ofertan los programas de bioenergéticos. Años atrás no existía la posibilidad de invertir y era complicado colocar la materia orgánica en el mercado. Esto causaba que los periodos de recuperación de capital fueran de 15 a 20 años: en la actualidad, con el empleo de biodigestores, la recuperación es de 1 a 10 años.
Los gobiernos Nacionales, departamentales y municipales se ven rebasados por los tiempos que les impiden que se garantice el adecuado seguimiento de manera sostenida y sustentable a la vez se hace más lenta la innovación tecnológica. Por eso, el uso de biodigestores se debe considerar como compromiso de mediano a largo plazo al reforzar el Plan de Seguridad Nacional y como sujeto de derecho en las políticas publicas que se puedan integrar en los planes de desarrollo con enfoque territorial sostenibles.

Los componentes técnicos

El componente técnico de la propuesta se basa en la construcción de un biodigestor que se construye con diferentes materiales plásticos (polietileno tubular, geomembrana de PVC o de polietileno). Por lo demás se usan tuberías de 6” para la entrada de estiércol y agua, y para la salida de biol. La conducción de biogás se hace con tubería de riego de 1⁄2” o 3⁄4” y se hace uso de accesorios comunes como llaves de esfera, codos, tees, etc. Todos estos materiales suelen estar disponibles en el mercado interno de cada region.
Los biodigestores son sistemas de bajo costo se consideran una tecnología apropiada por su bajo coste de inversión, por su fácil manejo, por requerir poco mantenimiento y por ser accesible a los pequeños productores como a los grandes.
La incidencia de biodigestores familiares no solo se destaca por la generación de energía renovable y barata, sino que también beneficia a la salud familiar, porqué el biogás no desprende humo al cocinar. En caso en que la familia recoja leña para combustible, este trabajo físico se reduce considerablemente, al ser sustituida por la carga de estiércol y agua del biodigestor.
El biodigestor, al ser de plástico exible, debe estar semi-enterrado en una zanja abierta en el suelo. Las medidas de un biodigestor familiar varían según las regiones, pero en todos los casos para ubicarlo es necesario disponer de un espacio de 1m de ancho x 8m de largo. En el altiplano, el biodigestor debe estar bajo una carpa solar para protegerlo del frío, e instalarlo con orientación de este a oeste. La construcción e instalación de un biodigestor lleva una mañana (si la zanja ya está construida), y terminar de acondicionar toda la conducción de biogás lleva una tarde.
Los biodigestores familiares producen unos 700 litros de gas al día, suficiente para cocinar unas tres horas por jornada. Este gas, llamado biogas, se produce de forma natural dentro del biodigestor al fermentar el estiércol mezclado con agua. El biogas es muy parecido al gas que se encuentra en la garrafa y se puede emplear para cocinar, iluminar con lámparas a gas, en campanas para calentar lechones, etc. Al cocinar con biogas se evita el humo que desprende los fogones y daña a la salud.
El biogas se almacena en unos reservorios hechos de plástico que tienen la función de una garrafa (bombona). Estos reservorios tienen que ser colocados cerca de la cocina y estar en un espacio protegido bajo techo. Gracias a estos reservorios se da presión al biogás, garantizando aproximadamente una hora de cocina por cada reservorio. Sin reservorios, solo se tendrá de 20- 30 minutos de biogas.
Cada vez que se carga el biodigestor con estiércol fresco y agua por la tubería de entrada, por el otro extremo (tubería de salida) con salida de 80 litros de biol. Este biol es estiércol y agua que se fermentó dentro del biodigestor. El biol es un fertilizante líquido que sustituye completamente el fertilizante químico. Filtrado, el biol puede ser utilizado como fertilizante foliar por aspersion, o puede ser vaciado directamente al suelo y a los canales de riego. Los productores que lo emplean mencionan que su producción de cultivos aumenta entre 30% a 50%. Además, el biol protege contra los insectos y permite recuperar las plantas afectados por la helada.
Para utilizar un biodigestor es necesario tener animales, agua y contar con la información adecuada.
Es necesario tener suficientes animales como para recoger unos 10 kilos o un balde (los grandes de pintura de 20 L) de estiércol fresco. Se necesitan de dos a tres vacas ó seis a siete cerdos lechones o una cerda de cria para recoger un balde diario (de 20 L) de estiércol fresco. Se pueden mezclar estiércoles de diferentes animales (oveja, chancho, burro, etc.). Para facilitar la recogida de la bolsa tipo chorizo, es mejor que los animales duerman en el corral o establo cerca de la casa. Si los animales están sueltos y no se recogen a la noche, será más trabajo recoger el estiércol.
Es necesario también tener acceso al agua, de río, pozo, o naciente. Lo ideal es disponer de agua lluvias recogidas o cosechadores de agua, que funcione todo el año, porque diariamente se necesitan 60 litros para la carga. Si falta el agua durante unas semanas, se puede mantener el biodigestor, pero llevará más trabajo hacerlo funcionar.
En la producción agropecuaria, con el uso de los biodigestores, el productor dispone de un fertilizante natural y ecológico lo que significa un aumento en el rendimiento de los cultivos, ya sean cultivos de pancojer, hortalizas, frutales, maíz, café, platano, cacao, etc. Además del aumento de productividad, el biol añade valor agregado ecológico a los productos, por ser cultivados libre de agroquímicos. De igual forma, los agricultores no gastan dinero en compra de fertilizantes químicos para sus cultivos.
Entre los beneficios ecológicos, es importante mencionar la reducción de la deforestación debida a consumo de leña para cocinar. También se evita contaminación por la sustitución de los agroquímicos y se administra un buen manejo de residuos ganaderos, que en casos de alta densidad, pueden llegar a contaminar acuíferos. Al disponer de un fertilizante de producción propia, el mismo terreno rinde más, y de este modo se evita la ampliación de frontera agrícola. Finalmente, al tener en cuenta el efecto invernadero y el cambio climático, se capturan las emisiones de gas metano en el biodigestor, que de otro modo irían a la atmosfera. Basta recordar que el metano incide negativamente sobre el cambio climático 23 veces más que el dióxido de carbono.
Los biodigestores han sido implementados en paises en vias de desarrollo desde los años 80. El origen de los biodigestores tubulares de bajo costo se encuentra en el modelo “barro rojo PVC” (red mud PVC) diseñado en Taiwan por Pound en 1981. A partir de ese diseño se desarrolló el biodigestor tubular flexible de lujo continuo inicialmente para climas tropicales. se adaptó el diseño a climas fríos en el altiplano. De esta manera, los biodigestores de bajo costo en la actualidad pueden ser implementados en todas las eco-regiones.

Logros para resaltar

Los proyectos de bioenergéticos tienen factibilidad en muy diversos niveles generando lo siguientes logros:
En lo humano se evitan enfermedades y plagas, en lo económico se crean empleos, pequeñas y medianas empresas y opciones de desarrollo sostenible, y en lo social no involucran la transformación de alimentos de la canasta básica, es decir, no afectan la seguridad alimentaria.

La participación de las mujeres

Se reconoce que el proyecto genera interacción entre la comunidad y más aun en el grupo de mujeres que lo implementara; ya que a través de su ejecución se realizaran programas de capacitación, con el fin de obtener resultados favorables en pro del entorno natural y factores económicos hacia el sector rural, buscando resultados eficientes y eficaces sobre los objetivos planteados sobre el proyecto. A su vez se pretende dar óptimo aprovechamiento de los biodigestores. Mejorar la salud de cada mujer al no tener contacto con el humo o combustion que generan los fogones en la Cocina donde se procesan los alimentos.

Actualmente las mujeres lideran el proceso administrativo de la asociación y trabajan por la equidad de género en función del trabajo comunitario y social.